RSS

Las cenizas del volcán

24 May

Ni les va a costar trabajo. En serio. No les voy a pedir que regresen al pasado glorioso de Pereira, de Luis, de aquella copa de Europa que, cosas nuestras, tuvo que ser Intercontinental. Muchos de ustedes, como uno, ni habrían nacido entonces. No, esto no tiene nada que ver con la prehistoria.

Hace un año, Madrid era rojiblanca, en Neptuno terminaba una marea que empezaba en la Sylvester Allee de Hamburgo y Barcelona acogió la mayor demostración de fidelidad irracional que se recuerda desde que Hilary Clinton dijo venga, pelillos a la mar.

Hace doce meses, un volcán andaba tocando los cojones a media Europa, especialmente a nosotros. Es mayo de 2011 y otro volcán islandés amenaza con dejar al barcelonismo en casa. Del nuestro sólo quedan las cenizas, más o menos lo mismo que del equipo que no hace tanto, joder, nos hizo tan felices.

Creanme si les digo que cuando la vida se pone perra, se viene en plan mastín. Y háganlo, si quieren, cuando confieso que, con todo lo que me ha dado para pensar este país en los últimos días, quizá la noticia que me ha dejado peor cuerpo sea la marcha de Agüero. No es, ni de lejos, la más importante. Pero sí la más desoladora para el corazón adolescente que todos nos metemos en el pecho cuando hablamos de fútbol.

Dice Daimiel que el Atleti era para Agüero el primer novio de Adriana Lima, el primero que besó a Beyoncé. Antes o después aparecería otro más guapo, con más pasta, más adecuado. Los cincos casan con los cincos, los ochos con los ochos. Y Agüero era un nueve y medio que andaba liado con un cuatro. Se veía venir y no por eso duele menos.

Quede claro que no hay nada que reprochar a un tipo que sabiendo que se iba, hizo a la vez su primer hat-trick y sus 100 goles atléticos en su último partido. Como si hubiera hecho coincidir la fecha a posta. Como si fuera tan superior. Quizá lo sea.

Sergio Agüero vino a un equipo que le quedaba grande por muy poco, tardó nada y menos en igualar la talla y hace años que andaba con las costuras a punto de reventar. Reventaron. Nada que reprochar a quién quiere progresar en su vida y lo que tiene alrededor es una banda para la que entrar por la gatera en la Europa League no se considera un lastimoso accidente.

Agüero se ha cansado de esperar a que su club diera alguna señal de estar a la altura de las circunstancias. En cinco años, el Atlético de Madrid ha tenido tiempo de hacer un once titular en el que el Kun no fuera un extraterrestre que jugaba a otro deporte. Ha desaprovechado miserablemente cada una de las oportunidades. En cinco años hemos gastado el dinero en gente como Seitaridis, Eller, Elías, Costinha, Cabrera, Cléber, Sinama, Coupet, Luis García o Pernía. Si aceptamos las cifras oficiales con un candor impropio de nuestra historia reciente, salen unos 37 millones de euros sólo en traspasos. Más o menos lo que vamos a ingresar, después de Hacienda, por Agüero y De Gea. Parafraseando a Fontevila, si a estas alturas el cuerpo sólo les pide quemar el abono, es que todavía no lo han entendido del todo.

Esta es la historia de un equipo cuyo presidente desconoce la claúsula del mejor jugador al que nunca estrechará la mano. La de una institución cuyos dirigentes dicen que la base de su proyecto para el año que viene es un futbolista que en ese mismo momento está terminando de redactar su carta de despedida. Es la historia de un club que se ha levantado mil veces, porque no son ellos, somos nosotros los que estamos obligados a ponernos en pie. Y a no sentarnos hasta que se vayan.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 24 mayo 2011 en Sin categoría

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: