RSS

Archivo de la etiqueta: Mario Suárez

Para volvernos a ir


Esta vez no ha sido solo, sino en compañía de otros. El año que volvimos nos hizo felices. El siguiente, el que acaba de terminar, nos ha dado para conocer hasta la última curva del camino que va del cabreo a la pena negra. Y vuelta.

Como uno empieza a escribir en agosto sin saber si acabará llorando en Alemania o en casa de la propia mala leche, nos ha caído encima junio y este blog ha vuelto a tener almacenadas todas las aventuras, pocas, y las desventuras, una barbaridad, del Atlético de Madrid durante la última temporada.

Como les decía, esta vez no he estado solo en la faena. Para volvernos a ir además de un catálogo de mis propios lamentos incluye cerca de 40 paginazas escritas por lo más granado del pueblo atlético. Les cuento: Menottinto, Barahona, toda la gente de Esto es Atleti, Javi Gómara, Matallanas, Fran Guillén, Jorge Olmos, Pepe Orantos, Jorge Ordás, Petón, José Antonio Vallés y Juanjo Palomo nos cuentan cómo ven el panorama de nuestro equipo. Merece la pena leerles, palabrita. Ah, y no me olvido de lo más evidente, la portada que están viendo es obra de Rubio y Emi, dos cracks que luego los verán entrevistar en algún periódico y caerán en la cuenta de que los conocieron aquí.

El precio de Para volvernos a ir es exactamente cero. Gratis. Free. By the face. Sale con una licencia Creative Commons que les permite copiarlo y enviarlo a quienes crean oportuno. Preferiblemente aficionados del Atleti, aunque no deja de tener su punto dárselo a alguno que me estoy imaginando.

Pueden descargarse el libro completo en estos formatos:

Para volvernos a ir  en PDF. 1.6 MB. ‘Botón dcho + Guardar enlace como’ si se lo quieren quedar para siempre. Recomendado.

Para volvernos a ir en PDF. 1.6 MB en SafeCreative.org

Para volvernos a ir en EPUB para Iphone, Ipod e Ipad. Versión 100% funcional.

Para volvernos a ir para Kindle. Amazon me obliga a cobrar 3.44$ por el libro (0.99€ en la versión UK que no permite comprar ebooks desde España) Ya les he avisado de que se puede obtener gratis y que, por lo tanto, lo dejen en 0€. Si tienen a bien, díganselo también en este enlace. Mientras lo hacen o no, el 35% que se supone que me llevo del precio prometo no dedicarlo a nada bueno. Avisados quedan)

Para volvernos a ir en Scribd.com. No es necesaria la descarga

Para volvernos a ir en Issuu. No es necesaria la descarga

Sinceramente, espero que les guste.

 
9 comentarios

Publicado por en 6 junio 2011 en Juntaletras, La pelotita

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las cuentas de mayo

ATLÉTICO DE MADRID, 4 – LEVANTE, 1

Parece mentira que el Levante ande con semejante desahogo por la Primera división habiendo otros que tanto están pasando. La propuesta que trajo al Calderón el tercer mejor equipo de la segunda vuelta era muy propia de las fechas: hostia va, hostia viene. A los dos minutos una patada nos cortó el cuerpo a todos los que habíamos escapado a tiempo del atasco: se la dio su Juanfran al nuestro y a todos nos pareció que, sin cuatro titulares, Quique iba a tener que inventarse otro cambio más en un momento.

Porque faltaban Godín, Reyes, Koke y Tiago. Unas asuencias que en defensa se suplen con cierta seguridad, pero en la media te dejan con Raúl García y Elías de titulares. Temiéndote lo peor. Habían pasado 20 minutos más largos que un día sin pan cuando tenemos una falta en la frontal. Con Agüero y Filipe en perfecto estado de revista, Elías empieza a rondar a la pelota. Si digo que un 1% del estadio confiaba en que la cosa acabaría bien estaría exagerando una barbaridad. Casi estábamos empezando a pronunciar el tan poco extraño se veía venir, cuando ni se vio ni vino: Elías clavó un golazo por la escuadra que, además de lógicamente sobrecogernos, dejaba el partido de cara.

Hasta que nos dio la gana. Con Mario Suárez creciendo al mismo ritmo que Raúl García menguaba, lo que menos nos hacía falta era que el chaval se llevara por delante a Caicedo en el área. Penalti que el muy fichable delantero del Levante marcó para que nos fuéramos al descanso entre el desasosiego y el miedo cerval a irnos a casa con cara de tontos.

Lo evitó, claro, el Kun: cogió un balón en el centro del campo, avanzó unos metros, trazó la definición acústica y visual de lo que es un cañonazo, el balón rebotó en dos defensas, volvió a caerle y el Vicente Calderón escuchó de nuevo el ruido seco que hace un balón cuando sabe que va a ser gol. Con el partido controlado, un penalti a Diego Costa permitió al Kun meter el tercero cuando todavía quedaban 20 minutos.

Quique entonces hizo algo incomprensible: en lugar de quitar del medio a Agüero, que con el partido resuelto sólo podía llevarse una desgracia, sacó del campo a Juanfran y metió a Forlán. Tuvo tiempo el uruguayo de hacer dos cosas, y las dos mal: una es no haber perdido la costumbre de tirar a puerta todo balón que le cae en los pies, como si el alma que se le quedó dormida en algún sitio pudiera despertarse a pelotazos. La otra, la que le deja sin excusas, fue fallar un mano a mano con el portero a pase del Kun. Cuando Forlán diga al fin que se va, hará mucho tiempo que ya se habrá ido.

A todo esto, el partido se seguía jugando, y un córner cerrado sirvió para que Munúa, presionado por Raúl García, se metiera el 4-1 que nos deja, y más con estos resultados, muy cerquita de la Europa League y aún, ¡aún!, soñando con la Champions. A última hora, con fatiguitas y haciendo más cuentas que para una Renta a devolver. Así nos vamos a pasar mayo entero. El Atleti, que somos todos, pero algunos más que otros.

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 abril 2011 en La pelotita

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

El termo de café

ATLÉTICO DE MADRID, 3 – REAL SOCIEDAD, 0

Empezó el partido revuelto. Mucha gente muy harta de quienes dirigen el cotarro se juntó fuera de estadio para que todo el mundo se enterase. Se enteró casi todo el mundo, lo que no deja de ser un paso. Sobre el campo, la Real Sociedad vino con muy poquita cosa a jugar al Calderón.

Diego Costa, titular porque cualquier otra cosa hubiera sido una injusticia bíblica arrancó peleón, como siempre, pero además dejó un detallazo que supuso el 1-0: pase de tacón a Filipe que, de frente y en carrera, fusiló a Bravo. Poco más de diez minutos de partido y estábamos con una placidez impropia de nosotros mismos.

Costa, muy en plan titular, aún tuvo otra. Fue tras un pase genial del Kun Agüero, valga la redundancia, que lo dejó solito frente al portero rival. Tiró bien, pero se a Bravo le dio tiempo a rozarla y se fue al palo.

Andábamos recordando la decena larga de veces que en no demasiado tiempo nos hemos complicado la vida con el marcador a favor cuando Reyes se encargó de quitarnos tanta tontería de la cabeza. Cogió un balón en la banda izquierda, avanzó hasta la línea de fondo y, ahí, sin despegarse mucho de ella, dejó sentado literalmente a Carlos Martinez, sin tocar el balón, para poner luego un pase atrás perfecto a Mario Suárez. El chaval sólo tuvo que rematarla, casi de tacón, para meter el 2-0 justo al filo del descanso.

Sobró la segunda parte. Si acaso, nos dejó la certeza de que Forlán está en su propia guerra y Agüero un paso por delante, o diez o doce, de todos los demás. El primero tiró a puerta cada balón que le cayó cerca. Hasta una falta en la frontal del área que miraban Reyes y el Kun con ojos golosones. El otro, en un día bastante gris para ser él, se fabricó por su cuenta la jugada del 3-0: aprovechó el error de un defensa para cogerle la espalda en el medio campo, recorrió 50 metros hasta la portería con el balón pegado al pie y, como vio que Forlán no llegaba, la tiró ajustada al palo derecho de Bravo.

Con esto y una palomita de De Gea dejamos cerrado un partido en el que Mario y Tiago demostraron que igual hasta tenemos medio campo. Lo que nos falta es tiempo. Como los malos estudiantes, el Atleti tiene que agarrarse otra vez al termo de café para recorrer a última hora el camino que ha tenido todo un curso para andar. Ahora llegan las apreturas, las prisas y la necesidad de no fallar nada de nada hasta llegar al examen de final de mayo. Ese que nos puede colocar en Europa por la puerta grande o la pequeña. De ese tamaño dependen tantas cosas…

 
1 comentario

Publicado por en 10 abril 2011 en La pelotita

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Dos semanas, quince días

ATLÉTICO DE MADRID, 4 – SPORTING DE GIJÓN, 0

Quién me iba a decir hace un año que aplaudiría a Reyes, que celebraría dos títulos europeos, que seríamos líderes, que escucharía la COPE. Quién me iba a decir a mí todo eso cuando el Málaga nos recibió con tal bajonazo que durante esta primera semana que lleva dos temporadas durando quince días sólo sabíamos mirar hacia arriba. Hoy, tan alto sólo anda San Pedro. La Liga se nos ha quedado en el sótano.

El primer peldaño de esa escalera lo subió Jurado, que juntó todas sus intermitencias de los últimos dos años y las hilvanó para hacer una primera parte estupenda. En el mercado del tocomocho que es el fútbol, ese en el que Chygryinsky vale un millón más que Ibrahimovic y Carvalho lo mismo que un portero condenado a la suplencia en el Manzanares, 12 millones de euros por nuestro primer suplente eran tener ya al mensajero en la puerta. Eso, hasta que llega el Sporting, Quique desafía a la directiva poniéndole de titular, revoluciona el partido, marca un golazo y pasamos de la satisfacción del usurero a la urgencia del ahogado en 45 minutos. O eso, o que a Jurado se le da mejor jugar para sus ex-equipos, que también puede ser.

El que no deja de justificar con creces cada euro que se le paga en su kilométrica nómina es ese tal Agüero que, milagrosamente, sigue con nosotros. Cogió un balón en el centro del campo con medio Sporting delante, empezó a correr y acabó con el cuadro. Cuando se es tan superior no se puede ser modesto en un campo de fútbol. Quebró a una manada de asturianos antes de hacer llegar la pelota, rebote afortunado de por medio, a Forlán para que rematara al placer.

El tres a cero también empezó, como casi todo en este equipo, en el espacio que hay entre la K y la O de un argentino. Se la puso a Reyes, que este año sigue siendo otro que tal baila, el balón acabó en Ujfalusi y su centro atrás le llegó a Forlán justito para cazarla.

El checo de ascendencia brasileña, o así, podría haberse consagrado si mete la jugada de todos los tiempos que el Kun empieza en el Calderón cada fin de semana alterno. Esta vez se volvió a ir de todo el Sporting, sombrero a un defensa incluído antes de ponérsela a Ujfa. Pero el hombre recordó que era lateral derecho en el momento más inoportuno y la tiró alta por poco. Por muy  poco.

Con la cada vez menos sorprendente alegría de jugar como lo estábamos haciendo, sólo una pena acongojaba a un estadio lleno un lunes de agosto, con dos cojones: necesitábamos un gol para ponernos líderes y Agüero acababa de fallar un mano a mano con el portero. Se nos iba a escapar pero apareció Simao, combinó un par de veces con Mario Suárez y le pegó un derechazo a la escuadra que sólo podía ser el 4-0.

Empezamos el partido enseñando una Supercopa y lo terminamos líderes de la Liga española. Líderes durante quince días. Quizá sólo quice días. Pero todos seguidos.

 
1 comentario

Publicado por en 31 agosto 2010 en La pelotita

 

Etiquetas: , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: